Qué es un dominio web y cómo funciona

Qué es un dominio web y cómo funciona

Cuando comienzas a crear un proyecto web, como un blog o una página, empiezan a aparecer términos algo confusos. Por ejemplo, habrás leído acerca de la creación de un dominio, que es uno de los primeros pasos para estructurar tu web. Si te preguntas qué es un dominio, aquí conocerás la respuesta.

En Lions Marketing Coruña somos una agencia de publicidad especializada en Coruña y experta en la creación de webs. Por ello, te damos el mejor asesoramiento si vas a comenzar en el mundo digital. Así que te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los dominios y su funcionamiento.

¿Qué es un dominio web?

Cuando se habla de dominios web, se trata de algo equivalente a la dirección física de un sitio web. En términos sencillos, un dominio web es el enlace de tu página. Se forma por medio de dos elementos: el nombre del sitio web y la extensión del dominio (.com, .org, .net, etc).

Cuando compras un dominio, puedes indicar el servidor al cual apunta su nombre. Cada nuevo registro es supervisado por la ICANN (siglas en inglés de Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados). La misma muestra las extensiones de dominio que están disponibles y conserva una base de datos.

Los dominios web actúan como un atajo que conduce directamente hacia el servidor en donde se aloja tu sitio. Sin ellos, los usuarios necesitarían seguir un largo y confuso protocolo a fin de poder llegar a tu web. Como consecuencia, simplemente no obtendrías buenos resultados en cuanto a visitas se refiere.

Qué es un dominio web y cómo funciona

Nuestro vídeo de youtube explicando qué es un dominio:

¿Cómo funciona un dominio?

Esta dirección es la que introduce en el navegador una persona que quiere acceder a tu web. Se encarga de dirigir al navegador hacia el servidor que contiene los recursos solicitados. De lo contrario, los usuarios tendrían que memorizar tu dirección IP, algo tedioso y poco probable.

Lectura de interés:  Descubre qué es el SEO local y cómo atraer clientes

Un dominio también permite redireccionar a los visitantes. Es decir, si alguien lo visita, es reenviado de forma automática a otro. Esto resulta práctico en campañas o micrositios, enviando a las personas directamente a alguna página especial de tu web principal.

Tipos de dominios de web

La extensión para nuestro proyecto puede ser algo muy importante en función de si queremos dejar claro en el nombre del dominio el país al que atacamos, si será un servicio online, etc… por ello siempre preferimos con nuestros clientes definir la estrategia de la página web antes de elegir el nombre del dominio y la terminación.

La fórmula seguida por los dominios varía de una dirección a otra. Aunque casi la mitad de los dominios a nivel mundial utilizan la extensión “.com”, un buen porcentaje emplea otras como “.org”. Los tipos más comunes de estas direcciones son:

TLD, Dominios de Nivel Superior

Como su nombre lo indica, este tipo de dominios se ubica en un nivel superior dentro del sistema de direcciones de internet. Las opciones disponibles sobrepasan los mil, siendo las más comunes .com, .net, .org y .edu.

La IANA (Siglas en inglés para Autoridad de Números Asignados de Internet) mantiene una lista oficial con todos los TLDs.

ccTLD, Código de País

Pertenecientes al grupo de dominios de nivel superior, los ccTLDs solo utilizan dos letras en base a códigos de países. Ejemplo de ellos son .es para España, o .jp de Japón. Son empleados generalmente con empresas que dedican sus servicios a regiones específicas.

Con ellos, el usuario puede determinar con facilidad la ubicación de la marca, y saber si llegó al lugar correcto.

gTLD, Genéricos

Están destinados generalmente  para un uso específico y no dependen de códigos de países. Algunos ejemplos ampliamente conocidos son:

  • .edu: instituciones educativas.
  • .gov: gobiernos.
  • .org: distintas organizaciones.
  • .net: originalmente para proveedores de internet.
Lectura de interés:  ¿Qué es el Sem?

Qué es un dominio web y cómo funciona

SLD, Dominios de segundo nivel

Este tipo de dominio es parte esencial de la dirección web. Básicamente, es el nombre que has seleccionado para tu dominio, y se ubica al lado izquierdo de la extensión TLD utilizada. Es lo que le da una idea al usuario de la temática general de tu web.

Asimismo, los hay de países específicos y son prácticamente una mezcla entre los ccTLD y los gTLD. Por ejemplo, una empresa británica utiliza .co.uk, o una institución gubernamental emplea la extensión .gob.uk.

Subdominios

Facilitan el trabajo de dividir un sitio web, siendo innecesario obtener un dominio adicional. Haciendo uso de ellos, se puede apuntar de forma efectiva a un directorio en concreto ubicado en el servidor. De esta forma, son ideales si necesitas mantener un contenido en específico separado de tu página principal.

¿Cómo se registra un dominio web?

El método de suscripción u obtención de un dominio varía en función del proveedor. Cada uno utiliza un sistema diferente, pero hay un proceso generalizado que solo se ve alterado por algunas variantes.

Para comenzar, debes realizar la solicitud de un dominio en algún motor de búsquedas. En la mayoría de los casos, los proveedores permiten que escribas el dominio que deseas y te confirman si está disponible. Durante tu exploración, asegúrate de que la extensión o dirección que procuras se adapte a tu proyecto.

Luego de encontrar el adecuado, solo debes completar la orden y efectuar el pago de tu dominio personal. Cuando esté legal y totalmente registrado, puedes acceder al panel de control que dispone de numerosas herramientas de administración indispensables.

Transferir un dominio

Es posible realizar una transferencia de dominios entre registradores o proveedores. Esto permite simplificar de forma significativa el trabajo de administración, pues ayuda a reunir todos los servicios requeridos en un único lugar.

Para efectuar este proceso, tu dominio debe cumplir con ciertas condiciones especiales, como lo son:

  1. Tienen que haber transcurrido al menos 60 días desde que lo registraste o transferiste por última vez.
  2. No puede estar en fase de redención o pendiente en eliminación.
  3. Debes poseer tu código EPP, que es la autorización de tu dominio.
  4. Los datos de propiedad tienen que ser válidos, y el servicio de protección de privacidad estar deshabilitado.
Lectura de interés:  ¿Qué es el marketing digital?

 

Preguntas

¿Para qué funciona un dominio en la web?

Así como las direcciones son esenciales para encontrar un local, un dominio en internet es indispensable en la búsqueda de una web. Funciona como un nombre único que permite a un navegador identificar tu sitio en línea.

¿Cómo se compone un dominio de internet?

Los dominios web constan de un nombre, que es el de la página en cuestión, seguido por una extensión, como “.org”. Hay distintos tipos, siendo genéricos, territoriales, de segundo nivel, y los subdominios.

¿Cómo se crea un dominio?

  • Piensa en el nombre que identifica tu proyecto.
  • Asegúrate de que esté disponible.
  • Selecciona la extensión de dominio adecuada.
  • Infórmate sobre los aspectos legales.
  • Realiza su registro.

¿Puede afectar la elección del dominio al posicionamiento web?

Sí, y la verdad es que puede incluso limitarnos nuestro negocio o expansión online. Nosotros por ejemplo somos una agencia de posicionamiento SEO Coruña y no hemos llamado a nuestra web LionsmarketingCoruña en el dominio ya que eso nos habría limitado a la hora de atacar otras intenciones de búsqueda de posicionamiento seo + localidades. Del mismo modo puede ocurrir en un ecommerce, cuando empieza incluyendo en el dominio un producto en concreto pero luego cambia de negocio e intenta abarcar mas productos.

Ejemplo: botasdefutbol.online puede ser una buena elección para una tienda de botas en un principio, siempre que no intente luego abarcar también equipaciones de fútbol por ejemplo ya que el dominio le ha encasillado en un principio en el sector de las botas únicamente.

Esto se puede arreglar con una redirección o haciendo un lavado de imagen ante los usuarios y reestructurando la web por completo.

Ahora que ya sabes qué es y como funcionan los dominios y todo lo que puede influír en la elección del dominio, deberías seguir leyendo acerca de la importancia de un buen diseño web y como este puede afectar a las ventas de tu negocio.